*Homepage 
 carta da navigare 
 *libri consigliati 2009-2006 
 libri consigliati 2005-2004 
 libri consigliati 2002-2003 
 *saggi: Alberto M. Cirese 
 saggi: Nicola Lalli 
 poesia psicoanalisi antropologia 
 poesia psicoanalisi antropologia 
 *kinoglaz-doc: visioni scelte 
 arcoiris tv: cinema 1914-1956 
 arcoiris tv: cinema 1931-1978 
 *Franco Costabile 
 Giuseppe Impastato 
 Franco Scataglini 
 Salvatore Toma 
 *ensayos: María Zambrano 
 ensayos: P. Mora 
 ensayos: P. Mora O. Portela 
 sobre la guerra 
 poemas: P. Mora E. Dalter 
 poemas: J. Falcone O. Portela 
 *antropologi narranti 
 scrittori medici 
 *Silvana Baroni 
 Vivian Lamarque 
 Anne Sexton 
 *webmater E. De Simoni: 
 immagini: Molise 
 beni immateriali 
 scritture di antropologia 
 poesie terapie 
 analisi urbane 
 di sguardi di luoghi 
 sconfinamenti 
 poesie musei 
 poesie terra 
 poesie ali 
 *silloge: M. Agostinacchio 
 silloge: F. Alborghetti 
 silloge: R. Astremo 
 silloge: N. Bidoia 
 silloge: P. Fichera 
 silloge: F. Franzin 
 silloge: C. Grattacaso 
 silloge: R. Ibba 
 silloge: G. Impaglione 
 silloge: C. Pagelli 
 silloge: M.Corsi 
 silloge: M. Pizzi 
 silloge: L. Rocco 
 silloge: M. Saya 
 silloge: A. Spagnuolo 
 silloge: N. Stramucci 
 contributi poetici 
 contributi poetici 
 *risorse web 
 *contatto 
 
 


Pablo Mora

Si vis pacem…


Los intereses vitales de Estados Unidos, en torno a los cuales se organiza toda la actividad del Departamento de Defensa, comprenden: Proteger su soberanía, su territorio y su población. Prevenir la emergencia de hegemones o coaliciones regionales hostiles. Asegurar el acceso incondicional a los mercados decisivos, a los suministros de energía y a los recursos estratégicos. Disuadir y, si es necesario, derrotar cualquier agresión en contra de Estados Unidos o sus aliados. Garantizar la libertad de los mares, vías de tráfico aéreo y espacial y la seguridad de las líneas vitales de comunicación.

En referencia a las dimensiones del escenario en el que se dirime la hegemonía mundial, éste se modificó sustancialmente con algunos acontecimientos paradigmáticos, cada uno de los cuales con implicaciones y secuelas de diferente carácter: La derrota de la guerra en Vietnam, el estallido del mundo socialista y el “ataque del terrorismo”. Efectivamente, el horizonte se amplió pero su control se hizo más difuso. Ni el mayor hegemón, constituido ahora como poder global, actualmente vulnerado, es capaz de dominar todas las fuerzas sociales, organizadas o descontroladas, que lo conforman. En este contexto el diseño de estrategias y el propio pensamiento estratégico se colocan en un lugar central dentro de la organización de la dominación y la competencia. Esto repercute en la tonalidad militarista que han ido adquiriendo las relaciones mundiales, y que tiene evidentes y profusas manifestaciones en la vida cotidiana y en la creación de imaginarios, y explica por qué la teoría y la praxis militar se han ido comiendo los espacios de expresión de lo político.

Cuando de nuevo la cultura de la guerra enarbola sus huestes y banderas, recae en manos del diseño y el pensamiento estratégico de la hegemonía mundial unipolar la ocasión de optar definitivamente por la guerra o la paz. Si vis pacem, para bellum, nos lo dice claramente De Re Militari. Llegó la hora de definiciones claras y precisas. Como lo desea Federico Mayor: “Pasar de una cultura de guerra a una cultura de paz. Una conciencia de paz - para la convivencia, para la ciencia y sus aplicaciones - no se genera de la noche a la mañana ni se impone por decreto. Se va fraguando en el regreso - después de la decepción del materialismo y del servilismo al mercado - a la libertad de pensar y actuar, sin fingimientos, a la austeridad, a la fuerza indomable del espíritu, clave para la paz. Corresponde a las generaciones presentes la casi imposible tarea bíblica de ‘transformar las lanzas en arados’ y transitar desde un instinto de guerra - forjado desde el origen de los tiempos - a una conciencia de paz. ¡Aprender a conocer, a hacer, a ser y a convivir! ‘Evitar el horror de la guerra a nuestros descendientes, construyendo los baluartes de la paz en el espíritu’ de todos los pobladores de la Tierra.

Recoger las preguntas de los niños para que nunca el hombre pierda asombro. Nombrar la libertad, la vida, el fuego, la fuerza de los sueños de los ríos, las canciones, las hierbas de la tarde. Morir cantando, sacudir asombros, darle vida a la tierra, la alegría a la lluvia, color al arco iris, romper cercas, sembrar enredaderas, amanecer con nuevos alumbrajes. Preparar un manjar que a todos sacie, a la gacela bajo el tamarindo.

12 novembre 2009




Pablo Mora

Del olvidado asombro de estar vivos

... el olvidado asombro de estar vivos
Octavio Paz


creo en el color rojo de la rosa con que la Tierra toda vestirá en el rojo de tanta llamarada viva creo en la insomne lumbre que nos crea creo en el cielo insomne del asombro en la iguana venida de las olas en el necio delirio de los jueves en la casa de la sombra en el abrazo de las albas en los postigos de los ojos en la muerte girando en los talones girando en los Guantánamos cagando en los hambrones en la mesita de noche de los pobres en sus relojes sus lagañas sus barajas y pistolas de agua en los sueños de los millones de niños que apenas si les queda ojos rostro boca o corazón creo en el África azulada por la noche en el quejido azuloso de su raza a quien le duele el hambre las verduras la trocha los maltratos en sus niños quienes antes que dormir quisieran nunca despertar mientras juegan con la calavera de sus padres en el Cristo de las Trincheras acampado en la ruinosa oscuridad de un vetusto monasterio sin una mano sin pies entre borrasca plomo y lluvia a ras de furia quien me enseñó el color tostado de la piel cuando se va a la guerra colérico cordero al descubierto resuelto miliciano justiciero nuevamente con látigo inclemente arrojando a los nuevos mercaderes en la gota de lluvia en el alambre en el encaje del mar cuando todavía no se había destejido en la esquina del tiempo que resurge en la sombra del otro del antiguo en el grito del hombre frente al mar en el metal la cólera el combate en la lucha del canto del mendigo en el hosco muñón de la tristeza en la hondonada gris de los cimientos el silencio que ahoga y amordaza la sombra de la muerte que reúne el aullido del pan acá en la puerta el concierto solar de las mañanas el borde de la tarde en estampida creo en el pobre envuelto en tempestad en el injerto sideral del guamo en los sures furentes del turpial en el espacio en Borges en el tiempo en las vocales de Rimbaud en la hojarasca briosa en el paso respetable de la hoja por las aceras de la tierra aurora en Francisco así Dios no lo distinga en Federico en su alba nazarena creo en Niall y sus sabias abubillas en el ave sagrada de su verbo en el buitre leonado de su insomnio en el orgasmo de la Palestina en el coraje de las rosas rojas

en el mayo francés en el invierno ruso en el febrero caraqueño en la locura galopando auroras en el año en que nos propusimos ser solares como Reverón y el viento en la solemne soledad del Sol en mis huesos descalzos soleados creo en el que solamente ha nacido en el gato triste en el piojo ciego en estas dudas estos días horas esta noche este sábado este rato creo en un vals en un montón de asombros creo en el pobre desgraciado y roto creo en el hideputa endecasílabo creo en las hojas secas de la luna creo en el tiempo de las ramas verdes en la plegaria cósmica del árbol en la rosada desnudez del alba en la arena quemada por el muro en la sublime mariposa en celo en la hermosa serpiente penetrando el limo original de la lujuria en aquel que erige un altar hombre

en el luengo misterio del asombro en el justo pecado de los dioses en la cena el abismo y el camino en el signo mundano de los rostros en la culminación de las serpientes en la vid los sarmientos y los pobres en el reparto de los panes y las casas en la vigilia hecha por el hombre en los racimos del hambre y la miseria en la santidad de los samanes en la garganta del helecho en pie en la amapola en luna descubierta en el regreso a trancos de la muerte en la mesa el poder y las mentiras en el cósmico origen de la vida creo en la matadura de la memoria voraz que atiza los relámpagos en el desbocado potro que golpea en el pecho sus chispeantes cascos herrados por el viento en el vórtice abierto que engulla nuestra esperanza desolada en la desolladura del barro que seremos en el errante diluvio de los párpados insomnes en el estridente relincho del rayo de los pájaros en la justicia universal del alba

creo en los ojos que se van de viaje en el polvo en el sueño la agonía creo en el par de lámparas donde arden los amigos en el zaguán dormido de un aljibe minuciosamente santo en el hambre madre antigua y atroz de la incestuosa guerra en el espejo de la antigua sombra el laberinto del asombro antiguo

en la ceniza en asombroso olvido en la luciérnaga porque en la noche cree en el tiempo la cólera y ternura en la tarde que mira desde el fondo en el bronce el ayer la lejanía en el viento que envuelve tempestad en el cordaje de la noche en lluvia

creo en Vietnam en Sabra y en Chatila donde la noche se zurció de sangre en las flores que brotarán en las calles de Kandahar en los niños cañoneados por los imperios rapaces al acecho en las noches de Najaf Irak Siria el Líbano y Falluja en los cuchillos de la lluvia a secas en la amenaza del gato en pleno hechizo en el barco encantado y sus aceñas en los dos golpes a la endeble espada en la razón y sinrazón del viento en la luna descalza y a caballo

creo en la libertad de los cangrejos en que tal vez afuera lejos de la tierra titilen las estrellas en la confirmación de las bandejas en la ginecocracia de las lilas en la desolación de los cubiertos creo en la salvación de la palabra con Nidaa en el perdón de los herejes en la resurrección de la alegría en la jodienda de la poesía creo en la vida eterna de los versos


De Sangre Zurcida









 
Todos fuimos, somos, podríamos ser execrados por alguna imaginaria pertenencia étnica o alguna verídica adscripción cultural o política y seleccionados por ella para el gueto, el campo de exterminio, el Holocausto.
 
Todos fuimos, somos, podríamos ser vejados en nuestra propia tierra, discriminados en nuestra cuna, heridos constantemente por la mirada, la pedrada, el culatazo, el escupitajo de quienes se creen superiores por ser distintos y distintos por ser bestiales.
 
Todos fuimos, somos, podríamos ser expulsados de nuestro país y reducidos a hileras de pasos que deambulan de uno a otro campo de refugiados sin más horizonte que el alambre de púas.
 
Todos fuimos, somos, podríamos ser el hambre sin pan, la sed sin agua, la intemperie sin paisaje, la memoria sin recuerdos, la enfermedad sin medicina, la herida sin venda, la quemadura sin analgésico, la amputación sin anestésico, el dolor sin justicia, la muerte sin sentido.
 
Todos fuimos, somos, podríamos ser víctimas de la limpieza étnica, de los bombardeos contra la población civil, de las bombas de racimo, de la fosa común, de las guerras relámpago que oponen nuestra carne a los carros blindados y nuestros ojos a la invasión de la muerte.
 
Todos fuimos, somos, podríamos ser los huérfanos, los deudos, los sobrevivientes, los solitarios, los acorralados, sin más compañía que el recuerdo, sin más familia que la lágrima ni más hijo que el alarido ni más hermandad que el desvelo.
 
Todos somos, podríamos ser, fuimos, los amedrentados por el alarido de las sirenas y las bombas de fósforo y el anonimato de las maquinarias de la guerra, los soldados desconocidos, las bajas estimadas, los cuerpos contados o las tumbas sin nombres.
 
Todos  fuimos, podríamos ser, somos, los culpables de vivir, los ejecutados por el crimen de tener razón, los muertos en aras del espacio vital, los sentenciados por los dividendos, los condenados en las rebatiñas por la energía fósil, los degollados en nombre del Dios del Amor,  los satanizados por lo medios, los agredidos representados como agresores, los borrados por el eufemismo, la contabilidad del Holocausto, los daños colaterales, los desechables, los prescindibles.
 
Todos somos, podríamos ser, fuimos, Noche y Niebla pero también Sabra y Chatila, Auschwitz pero también plomo fundido.
 
Todos fuimos, somos, podríamos ser los monstruos que ejecutan las atrocidades o que dicen vengar atrocidades cometiéndolas contra inocentes o las consagran con la indiferencia, la inactividad, la pasividad, la complicidad, el silencio.

7 gennaio 2009





Eduardo Dalter
Buenos Aires, 3 de mayo / 20 de junio, 2004
 
EL MERCADO DE LA MUERTE
 
(43 escritos breves)
 
A los niños mártires de Irak
y al Secretariado de la UNESCO,
por una cultura de la vida.
 
 
 
FALLUJA
(Palabras para escribir un hai-ku)
 
No asesinen niños,
hijueputas,
no ametrallen ambulancias...
 
 
 
FALLUJA BAJO FUEGO...
 
Aunque distinta, muy distinta,
la están haciendo parecer en dolor
 y en tierra removida a Guatemala.
 
 
 
RUMSFELD (por él mismo)
 
"Para nosotros, Afganistán e Irak
son dos grandes laboratorios vivientes
de los que estamos aprendiendo."
 
 
 
CUERPOS EN LA CALLE
 
Esos perros hambrientos
no complementan la acción de infantería
más bien la sitúan y desnudan.
 
 
 
NEW FÜHRER I
 
Sin lecturas de Nietzsche;
sólo su vieja cuota de Jack Daniel's
y papeles sucios de las petroleras y la CIA.
 
 
 
RECUERDO DE BAGDAD
 
Como en una carnestolenda
bárbara, pero con calles desiertas, temblores
y sirenas, Estados Unidos la ilumina.
 
 
 
CONCESIONES
 
La Kellogg, Brown & Root contrata
y hace cuentas, también la California Center,
mientras el humo negro asciende.
 
 
 
ACTAS
 
A todo esto: la hambruna, la devastación
por hambruna, han venido retorciendo el nudo
desde aquellos primeros papeles de condena.
 
 
 
MERCENARIO LATINO EN BAGDAD
 
"A las oportunidades como ésta
hay que aprovecharlas;
es que se vive una vez sola."
 
 
 
URANIO
 
...en los aires y la gente. Uranio
que los infantes que se salven
llevarán de vuelta a casa.
 
 
 
POETAS SUMERIOS
 
Vivieron, brillaron y atravesaron, en tablillas,
los siglos y milenios del mundo; el rapaz
invasor mascachicle los pulverizó una noche.
 
 
 
NASSIRIYAH
 
Nassiriyah se colmó de tropas
y de civiles "humanitarios" italianos;
"ejemplo de amor" de Berlusconi.
 
 
 
BLAIR
 
Tenemos nuestro modo de vida
y nuestras necesidades y negocios.
Desde Drake sólo defendimos eso.

 
 
CABEZAS DE LA OTAN
 
Sólo asfixiémoslos sin pausa,
decían unos. Puede hacerse tarde, y
la mesa está servida, decían otros. 
 
 
 
ZAPATO
 
Abandonado por su dueño, vivo
o muerto, pero abandonado y solo,
como otra caída, en un charco.
 
 
 
INSTANTÁNEAS
 
Una maternidad convertida
en ruinas. Una ruina convertida
en casa. Y un pozo que fue un mercado.
 
 
 
BLANCOS MÓVILES
 
Desde los helicópteros artillados
a la gente que anda los caminos
y a todo lo que brille allá abajo.
 
 
 
UN SECRETARIO GENERAL
 
o virtual, o como ausente
--taimado, dirían algunos--, o
callado, cuando casi es imposible.
 
 
 
POSTAL DE SUBURBIO
 
Dos niños con gruesas muletas
de palo
cruzan la calle al mediodía.
 
 
 
PRISIONES AFGANAS
 
Trastienda, retrete, intimidad
secular del poder bárbaro
que se desnudó al mundo.
 
 
 
OSCURO...
 
El petróleo fluye, fluye,
oh señores generales, fluye
oscuro y transportable como ustedes.
 
 
 
POETAS SUMERIOS II
 
Hace 3.950 años escribieron desolados:
"en ruinas yacen ahora las ciudades...",
como para la muerte y los bárbaros de hoy.
 
 
 
TORTURA Y CRIMEN
 
¿Es el espíritu del pueblo inglés en la barbarie
lo que quedó al desnudo en Basora?
¿O sólo el cuerpo rapaz y mítico del reino?
 
 
 
CAJILLA DE MARLBORO
 
Una cajilla de Marlboro aplastada
contra el pavimento resquebrajado de Bagdad,
¿qué podrá finalmente significar ante la muerte?
 
 
 
UNA MIRADA
 
Entre escombros, un niño
mira, mira, por un boquete,
lo que no puede aún creer.
 
 
 
REPERTORIO
 
Un amplio y sostenido
repertorio, no otra cosa,
desde la usura a la ceniza.
 
 
 
PREGUNTA A VOCES
 
¿Cuál será el próximo animal
a ser cercado y desollado
por la hueste "demócrata" blindada?
 
 
 
AMERICAN BUSINESS
 
3 millones (tres) de barriles diarios
se roban de Irak a mano armada
para financiar la muerte y otras muertes.
 
 
 
TROPAS NEGRAS
(Blackwater & Co)
 
El "ejército invisible" de torturadores y criminales
del mundo, bajo paga y orden imperial,
crece, ennegrece y vuelve todo abismo.
 
 
 
"DEMOCRACIA"
 
Un poder bárbaro, capaz de arrasar,
saquear y hambrear pueblos enteros,
¿de qué puede hablar si no es con muerte?
 
 
 
UN SIGLO (de Latinoamérica a Irak)
A los jóvenes de Estados Unidos
 
De tantos niños mártires y mutilados
y de tanta devastación, rapiña
y crimen, ¿quién se hace responsable?
 
 
 
NEW FÜHRER II/ TERRORISMO
 
...de Estado sobre otros Estados
y pueblos, ya sin fronteras,
y hasta que no haya raíces.
 
 
 
PLAGA
 
Es una extraña plaga que ha crecido
hundida a la vida (ya enferma) y a su ausencia;
una cuestión terrenal casi teológica.
 
 
 
GEOPOLÍTICA
(los sueños secretos de John Wayne)
 
Un mundo a la medida de un garito,
con su legión de carenciados sonrientes
y de putas, para servir a los tahures.
 
 
 
ABU GHRAIB
 
...es un pozo oscuro, no el más oscuro
o atroz, sino el que se alcanzó
a revelar, en la noche de este mundo.
 
 
 
LA UNIÓN EUROPEA RECLAMA NEGOCIOS
 
...con igual o mayor firmeza
que quienes reclaman el fin de la ocupación,
del crimen organizado y el saqueo.
 
 
 
LA DIPLOMACIA BASURA...
 
o mafia, viene y va, apura
el paso, aprieta y se confunde
en los pasillos de la ONU.
 
 
 
BANANA
 
El presidente y sus ministros reciben
a las "valerosas tropas" que "lucharon
por la paz", a instancias del Pentágono.
 
 
 
HUBO UNA, DIEZ, CIEN ESCUELAS
A Susan Sontag
 
...todas sembrando, sembrando en la noche,
y un mapa negro de "talleres didácticos" in situ;
¡cuánta libertad y voltaje!, ¡cuánta vida a futuro!
 
 
 
MISIL ECONÓMICO
 
Una deuda, al cabo de esta concesionada
invasión, y según papeles de Occidente,
para ir dejando regada hasta la sangre.
 
 
 
ARMAMENTO BIOLÓGICO
 
Si se desclasificaran los papeles, de verdad
secretos (lo cual es hoy remoto), y aunque solamente
eso, la humanidad se estremecería por un siglo.
 
 
 
MUERTE EN LAS PRISIONES
 
¿Existen aún esos tribunales
humanitarios y esas cortes?
¿O son también un coto bárbaro?
 
 
 
POZO CIEGO
 
No jamás visto, sino siempre
a resguardo; y hay marcas profundas.
Pero esta ceguera no es de un pozo.
 
 
 
Copyright Eduardo Dalter 2004.  Ediciones Cuaderno Carmín.
Se autoriza su publicación y difusión indicando la fuente.

 



15-19 de abril 2004
 
NIÑOS DEL MUNDO
A los mártires de Irak
 
Niños, niños de Najaf,
        de Nassiriyah,
de Bagdad,
de Al Hillaj y de Basora,
que han conocido el mundo,
los vientos bajos
        del mundo
y su ferocidad rapaz,
        blindada,
con vuestros cuerpos
        tiernos
o con un adiós
        refucilante.
Niños de ciudades y
        aldeas
vueltas escombros,
con sus abuelos,
sus padres y sus madres,
en un amasijo
        truculento
bajo la razón infernal
        de artillería
y el hambre obscena
        de los reinos
obscenos y el imperio.
¿Qué enseñanza, pozo
        y ruina
de humanidad dejan
        la muerte
y la agonía sepultada
        o cara al cielo?
Niños, niños de caseríos
        y parajes,
niños, niños
        de la humanidad,
bajo el hongo negruzco
que ahoga el aire y la
        mirada.
Hasta aquí, hasta este
        rosario
de sangre, polvo y llanto
        llega el mundo,
la miseria rabiosa del
        mundo,
con sus cartas y rostros
        revelados
y en voces del Palacio
        de la Moncloa,
la Casa Blanca, la Cámara
        de los Comunes
y el Pentágono
        patético, abismal,
y sin vida sino para
        la asfixia,
el cálculo letal
        y la carroña.
Niños, niños,
que en desolación y
        llaga
nos ponen por delante
        un espejo
resquebrajado
y un vacío,
un muñeco abandonado
        entre piedras,
        restos, humo,
y una puerta
que ya no puede abrirse
        ni cerrarse.
¿Qué quiere decir,
        bajo este paisaje
y todos los paisajes,
una humanidad
        con tantos niños
como ustedes? ¿Qué
        se dice a sí misma
una humanidad
        con tantos niños
como ustedes?, entre el
        silencio
hermético de los estados
        libres,
el silencio brutal
        del secretario
general de las Naciones
y la escenografía creciente
de atajos y oprobios
        al desnudo.
Oh niños, niños
        de la humanidad
encadenada,
que viene cayendo,
        cayendo
sobre sí,
sobre vosotros,
magullándose, doliéndose,
en la noche cerrada
        y vergonzante
de los reinos
y el imperio
        voraz y ciego
de la muerte.
 
 

EN NAJAF Y EN FALLUJA...

Para Pablo Mora, 28 de abril 2004
 
 
En Najaf y en Falluja
ante el silencio cerrado
de los Estados libres
del mundo se apunta y
cañonea a los niños
Y ante el silencio hermético
del secretario general
de las naciones y colonias
se cañonea a los niños
Todo avanza vale cruje
para la muerte petrolera
en Najaf y en Falluja
¿Será un anuncio una
lección para el mundo
de paz próxima? ¿Será
una muestra de nueva
concepción de vida hombre
que arraigará en los años
que se vienen? ¿Será
el vacío negro la marea
negra la locura espesa
que se abren paso
entre escombros y
cenizas? Porque siguen
cañoneando niños
fusilando niños
en Najaf y en Falluja
y nadie dice nada en el
consejo de seguridad
ni nadie opina da versión
moral de la barbarie nadie
da en el mundo el pésame
a las madres de los niños
cañoneados en Najaf
y en Falluja como si ya
la vida y el mundo fueran
un puñado de olvido sangre
y cenizas cenizas cenizas
de los niños asesinados
en las calles cerradas y
abiertas de Najaf y de Falluja.
 





 
 
A favor del viento
 
 
silban las balas
en el Sur.
 
 
Mueren los hombres
sin haber comprendido los motivos,
acaso intuyendo confusos ideales
o indescifrables causas presuntamente justas.
 
 
Mientras, el hambre es verdadero.
Palpable el sufrimiento de las mujeres
con la olla en el fuego para nadie.
Manifiesto, el horror de la agonía.
 
 
Siempre los hombres luchan contra el hombre.
Siempre se derrama
 
 la sangre de los pobres.
 
 

Adiós apresurado de la lombriz de tierra
 
 
Pasan lentas las horas
sobre el desierto páramo humeante.
 
 
Donde hubo verdes bosques,
donde hubo frescas aguas,
llegaron ellos con su voz de trueno,
aplastaron la hierba con sus máquinas,
prendieron la espesura estremecida.
Miedo dejaron
tierra ennegracida
y una atroz muchedumbre de cadáveres.
 
 
Si húmeda y grata fue la tierra,
si blandas y jugosas las raíces,
hoy sólo queda el fuego consumiendo
las queridas alcobas subterráneas.
 
Miles de insectos yacen sobre el valle
por el fuego infernal carbonizados.
 
Tan sólo quedo yo reptando errante
en busca de otros lares.
Más abajo,
más lejos del horror de los humanos.
 
 
 
Aguilas manchadas
 
 
Ayer, el fuego se hizo dueño de la tierra
calcinando la cordura de los hombres:
Altas torres de un humo envenenado,
llanuras alfombradas de cadáveres,
y una triste verdad que nadie pronunció.
 
 
Hoy se elevan de nuevo las águilas oscuras
ensombreciendo los destellos de la aurora.
Sus negras alas cubren de horror el firmamento
y rompen en pedazos el canto de los ángeles.
 
 
Mañana, el sanguinario ciclo recomienza:
Caerán devastados los templos milenarios;
perecerán sin solución los niños y sus madres
mientras buscan un pedazo de pan entre las calles
o el recuerdo de un tiempo que nunca conocieron,
o siquiera una razón para tanta barbarie.
 
 
Así, el odio se instalará definitivamente
en los hambrientos corazones de los supervivientes
que no han de conocer más paz que la insidiosa muerte,
ni otra forma de vida que el eterno destierro.
 
 
¡Detén tu vuelo, pájaro maldito!
Cesen tus alas de manar metralla,
que el cielo no se hizo para tu sed de sangre
ni la tierra merece tus heces asesinas.
 
 
¡Deténte! No permitas
que tus alas se tiñan con la sangre inocente.
No levantes el vuelo, águila homicida,
que el llanto de las viudas y los huérfanos
ha de ulcerar los mares con la sal de tu infamia.
 
 
Deténte, ave insaciable,
antes de mancillar el nombre de tu raza,
que un sólo muerto es un insulto hacia los dioses
y el exterminio de un único árbol
es causa de vergüenza para el cosmos. 
 
 
 
Vergüenza
 
 
20 de Marzo 2003 - Día de la vergüenza
 
 
Hoy es un día de vergüenza para el mundo.
 
 
Hoy se tiñó de sangre la esperanza.
Hoy se visten de luto las palabras
porque bocas bastardas arrastraron
la esencia de su nombre por el barro.
 
 
No digas libertad mientras tu mano
sirve y venera al ángel de la muerte.
 
 
No pronuncies justicia cuando esparces
la semilla del odio sobre la tierra toda.
 
 
Ningún dios te respalda, ninguno te apadrina.
Sólo el oscuro señor de la riqueza.
 
 
La humanidad se ha pronunciado claramente
en Barcelona, Berlín o Nueva York,
en París, Buenos Aires o Santiago,
han clamado las calles contra esta sinrazón
mas es duro el oido del verdugo,
que sólo atiende al tintineo de su bolsa
o al siniestro estallido de las bombas.
 
 
Y tú, triste soldado, herramienta de la infamia,
mercenario inclemente que lanzas tus misiles
sin preguntar por la memoria de los muertos
¿podrás dormir tranquilo el día que comprendas
el callado reproche en los ojos de tus hijos
tan parecidos a los ojos de tus víctimas?







 
La radiación en Irak equivale a 250.000 bombas de Nagasaki

 
Como escritor, me faltan las palabras para describir lo que son 61 grados C a la sombra. He visto 49 grados C en Phoenix y 43 grados C en la sauna que utilizo. Sesenta y un grados centígrados me dejan sin habla. Trata de imaginar 61 grados C con un casco puesto, una camisa de manga larga, pantalones largos, un chaleco a prueba de balas, botas, y con una mochila de 35 kilos.
En comparación, los inuit de Alaska y Canadá tienen treinta y siete palabras para describir con precisión diferentes tipos de nieve.
De manera que, ahora que la cosa se calienta en Irak, me pareció el momento oportuno para presentar esta historia a diferentes sitios en Internet y a publicaciones noticiosas. En 2003 hubo una historia sobre un soldado británico de 19 años cuya tarea militar era trabajar en un tanque británico. En Irak. En el verano. Se dice, en Londres, que olvidó beber suficiente agua y que literalmente se coció en su tanque.
Pero, esta historia no trata de la temperatura en Irak. Pero puedes estar seguro, sin embargo, de que el tiempo será algo verdaderamente importante para esos estadounidenses suficientemente desgraciados como para permanecer en Irak este verano.
Esta historia trata de armas estadounidenses hechas con componentes de uranio para el trabajo duro. Casi todas las balas estadounidenses, las granadas de 120 mm de los tanques, misiles, bombas bobas, bombas inteligentes, bombas de 250 y de 1.000 kilos, misiles crucero, y todo lo demás fabricado para ayudarnos en la guerra de nosotros contra ellos contiene uranio. Montones de uranio.
En el caso de un misil crucero, hasta 400 kilos del material. Este artículo habla de cuánto uranio radioactivo nuestros muchachos, que nos representan a nosotros, los ciudadanos de Estados Unidos, hicieron llover sobre Irak. Resulta que usaron unos 2.000.000 de kilos del material, más o menos. Un montón.
Ahora bien, la mayoría de la gente no tiene la menor idea de lo que son 2 millones de kilos de algo, mucho menos de Polvo de Uranio (UD, por su sigla en inglés), que es en lo que se convierte este material cuando lo disparan o estalla. Baste decir que es algo como 1.333 coches a 1.500 kilos por coche. O sea, muchos coches, pero, podemos imaginarnos un aparcamiento con mil trescientos treinta y tres coches. Lo importante: fue y es una operación de poderío industrial. Y no ha terminado.
No, jefe. Hacer llegar 2 millones de kilos de polvo de uranio radioactivo (RUD) al suelo de Irak fue un asunto definitivamente "especial". No fue "por accidente". Nosotros, los ciudadanos de Estados Unidos, a través de nuestros muchachos en el Ejército, lo hicimos intencionalmente.
Cuando las balas, los misiles, o las bombas de uranio dan en algo o estallan, la mayor parte del uranio radioactivo se convierte instantáneamente en partículas de polvo muy, muy, pequeñas, demasiado finas incluso para ser vistas. Cuando los soldados de EE.UU. o los iraquíes aspiran aunque sea una pequeña cantidad en sus pulmones, basta con un gramo, es como si les hicieran una radiografía por hora durante el resto de su acortada vida.
El uranio no puede ser extraído, no hay tratamiento, no hay cura. El uranio vivirá mucho tiempo más que los cuerpos de los veteranos y de los iraquíes, porque, sabes, vive virtualmente para siempre.
Pero la cosa es aún peor. Parece que un Almirante, que es el antiguo Jefe del Estado Mayor Naval de India, quiso saber cuánta radiación significaba esta situación. También quiso expresar el monto mediante una cifra fácilmente comprensible para el mundo, especialmente para el mundo no-estadounidense.
El Almirante decidió calcular cuántas bombas atómicas de Nagasaki serían necesarias para arrojar el equivalente del monto total de radiación liberada en Irak en 2003 por 2 millones de kilos de uranio.
El Almirante también quería calcular cuánta radiación las Fuerzas Armadas de Estados Unidos han diseminado en las últimas cinco guerras de EE.UU., las así llamadas Cinco Guerras Nucleares.
Es una tarea bastante fácil para alguien como el Jefe del Estado Mayor Naval de un país miembro del Club Nuclear: pero la utilización de la bomba de Nagasaki como medida es un giro algo horripilante. Para aquellos de ustedes en EE.UU., que no lo saben, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos lanzaron dos bombas atómicas en Japón al terminar la II Guerra Mundial. Todo el resto del mundo lo recuerda.
Una bomba atómica fue lanzada por EE.UU. sobre la ciudad de Hiroshima, la otra sobre la ciudad de Nagasaki, tres días más tarde. Unas 170.000 personas fueron incineradas inmediatamente. Fue algo tremendo.
Es una medida muy significativa para el resto del mundo, pero, no tanto en Fox News (Justas & Equilibradas) (c) o en el resto de medios estadounidenses similares a Fox. El Departamento de Energía sigue mencionando las detonaciones de Hiroshima y Nagasaki como "ensayos". El almirante publicó las cifras hace meses en una conferencia científica en India. Este artículo es la primera mención de los datos en Estados Unidos. Será publicado primero en Internet.
El almirante en India calculó la cantidad de átomos radioactivos en la bomba de Nagasaki y la comparó con la cantidad en los 2.000.000 kilos de uranio abandonados en Irak como resultado de la guerra de 2003. Ahora bien, créanmelo, es mucho más complicado que eso, pero, es esencialmente lo que hicieron los expertos en India.
¿Cuántas bombas nucleares como la de Nagasaki equivalen a la radiación liberada en la guerra de Irak de 2003? Respuesta: unas 250.000 bombas nucleares.
¿Cuántas bombas nucleares como la de Nagasaki equivalen a la radiación liberada en las últimas Cinco Guerras Nucleares de EE.UU.? Respuesta: Unas 400.000 bombas nucleares
¿Quién es capaz de hacer algo semejante?
Nosotros. Los únicos en la historia del mundo que emprenden Guerras Nucleares son los estadounidenses, ciudadanos de Estados Unidos. Supuestamente, los alemanes y los japoneses de la II Guerra Mundial también quisieron emprender guerras nucleares, pero los militares de EE.UU. les ganaron la apuesta, por decirlo.
Respetados eruditos académicos podrían discutir eternamente si o no Herr Hitler, Führer de Alemania, hubiese utilizado municiones de uranio en Sudetenland si las hubiera poseído. Por cierto, los alemanes sabían tanto sobre guerras de uranio como nosotros en la época. Parece dudoso que Adolph Hitler habría ordenado el uso de municiones de uranio en ese sitio porque Sudetenland estaba tan cerca de la Patria: Alemania nazi.
Un general estadounidense llamado Leslie Groves estuvo a cargo de la operación de producción de la bomba llamado el Proyecto Maniatan. En 1943, el Departamento de Guerra sabía exactamente para lo que sirven las balas y las bombas de uranio.
Si las armas nucleares no hubieran detonado en Japón, el uso de balas y bombas de uranio constituían la alternativa. Recién durante la presidencia de Ronald Reagan el re- bautizado Departamento de Defensa resucitó las letales balas, bombas y misiles radioactivos de uranio. No sorprende que hayan recibido el apodo popular de Ronnie Ray-Guns.
Los militares de EE.UU. conocieron también los síntomas de envenenamiento por radiación en 1943; comenzando por una garganta irritada para llegar a una muerte terrible por cocción interior del organismo.
El presidente Bush prometió invadir doce países en su discurso sobre el Estado de la Unión de 2003. Por algún motivo, algunos estadounidenses desorientados no le creyeron, o pensaron que estaba "exagerando". Pero el resto del mundo tiene motivos suficientes para creerle.
Pero no hay que preocuparse, el presidente tiene suficiente materia prima para municiones de uranio radioactivo. Hay más de 77.000 toneladas almacenadas en las 103 plantas de desechos nucleares y en los varios laboratorios de armas nucleares en EEUU. Cada una produce 125 kilos más de material radioactivo al día para balas, bombas y misiles radioactivos. Redondeando, eso basta para 40,5 nuevas campañas gloriosamente exitosas como la guerra nuclear en Irak de 2003.
En esta época, todos los años, los vientos del sur dejan una fina arena del desierto sobre los parabrisas de los coches aparcados a la intemperie en Europa continental y Gran Bretaña. Pronto esa arena llevará una sorpresa. Gracias a los estadounidenses. Gracias a nosotros. Es lo que le hemos hecho al mundo Y, no puede sorprender que nos odien y nos desprecien tanto.
El efecto de asesinato indiscriminado de estas armas de uranio da un significado totalmente nuevo a la antigua expresión: carne de cañón. En Irak, pasa lo que pasa.
Si no son las armas de uranio propiamente tales, el polvo de uranio se encontrará en los cuerpos de nuestras fuerzas armadas al volver, bombas de tiempo que lentamente van destruyendo las vidas de los ingenuos e ignorantes con su propia fuente de radiación interna, la carne de cañón de las guerras nucleares de EE.UU. del siglo XXI.
 
27 de marzo de 2004
 

Bob Nichols è un editorialista per DemoOkie.com, scrive anche contributi per LiberalSlant, Democratic Underground, OnlineJournal, AmericaHeldHostage, ed altre pubblicazioni online. Contribuisce anche a The Oklahoma Observer ed altre pubblicazioni a stampa. Vive e lavora a Oklahoma. E' un membro del CASE (Azione dei cittadini per l'energia sicura) e presidente della Carrie Dickerson Foundation. CASE ha fatto fallire due importanti tentativi di costruire nuovi impianti nucleari nell'Oklahoma.

Copyright 2004 Bob Nichols. All rights reserved. bobnichols@cox.net
Se permite la reproducción siempre que se coloque el texto completo y la atribución correspondiente.
Traducido para Rebelión por Germán Leyens. Fuente: Rebelión http://www.rebelion.org 
 
 




 
 
LA UNA Y MIL NOCHES
(Un cuento sobre Bagdad)

 
 
Desde las copas de los árboles los pájaros sacuden su vigilia en direcciones contrarias.
En el mar se confunde el canto de sirenas con el grito de las bestias al parir sus desgarros.
Abajo, una pequeña casa sin patios ni jardines va acumulando sus ropas sucias con una sed desesperante.
Rash parece enloquecer ladrando al cielo sin saber qué ocurre, recostándose exhausto a un costado de la cama, jadeante de cansancio.
Entonces, se abrieron los fuegos.
Los hombres gritan y las mujeres lloran. Todo es confusión y terror.
Por un instante ya no hay más cantos, ni sirenas, ni nada. Rompe el estruendo. Los niños abrazan los vientres exclamando: “Mamá!”
Es ahora cuando las mujeres gritan y son los hombres los que lloran. La naturaleza parece añorar su cordura.
Un olor penetrante e irreconocible ingresa por las pequeñas ventanas de madera.
Los ojos oscuros y rasgados de una mujer improvisan un cuento en el que los ángeles se enojan y pelean porque alguien se portó mal.
Todas las noches se repiten idénticas. Un desquicio de una y mil noches.
Viejas imágenes en forma de hongos se elevan hacia los infiernos, desde lo más negro e inflamable de los pensamientos humanos.
Por fin y con un gran esfuerzo, amanece.
Nahyra tiene siete años. Sus únicos juguetes son una muñeca hecha de trapo y papel, además de un pequeño castillito de arena junto a la puerta del fondo, al que cuida celosamente porque dice que ahí vive el alma de su papá.
El día transcurre recogiendo los restos de lo que falta. La puerta de la casa se abre y se cierra hasta el cansancio reconociendo y reconociéndose en el rostro desesperado de los vecinos.
Al caer la tarde Nahyra toma su muñeca y comienza a rezar junto a su familia, en tanto Rash observa inquieto todo aquello que se mueva un poco más allá del techo de la casa.
Ya es tarde y los presuntos ángeles nuevamente se enojan. Vuelven las sirenas.
En un instante, la luz lo abarca todo. El brillo sobre la casa se hace cada vez más incandescente y el ruido ensordecedor.
Aquellos ojos rasgados abrazan todo lo que pueden. Nahyra se ciñe a su muñeca como único refugio y la palabra Dios resuena en todos los idiomas. Rash con el rabo escondido busca cobijo en las polleras de su dueña.
El castillo y las arenas vuelan por los aires y con todas las almas. Ya no hay más puertas, ya no hay más fondo, ya no hay atrás. Sólo trapo y papel emanando humo, aferrados por un par de pequeñas manos inocentes.
Entre tanto en otro lugar de la ciudad, un olor penetrante e irreconocible ingresa por las pequeñas ventanas de madera. Allí vive Ahmed, que con sus escasos cinco años, comienza la noche rezando junto a los ojos oscuros y rasgados de su madre.
Muy cerca de él hay una pelota de goma con la que mañana, antes de partir hacia la escuela, anhela jugar por un rato con su gatito.
Aunque interrumpiéndolo todo, el resplandor del amanecer hoy parece haberse anticipado varias horas, más feroz y vertiginoso que nunca, precipitándose definitiva y rabiosamente esta noche sobre su casa.
 










Iprite
 
Tardi la sera
una nebbia
riempie la valle
senza sapere
soffoca
come una forza scura
sui campi
i nostri cadaveri
e sotto l'erba
una terra bruna.
 
 
 
Stalag Zehn B
 
Il feldwebel era promosso generale
il dottore dell'accampamento, professore
e noi gli Ebrei - è banale
noi siamo rimasti Ebrei - nessun errore.
Shoa
 
Ebreo errante, ebreo maledetto,
e nessuna parola su loro è proibita
sospetto di crimini e tradimento
sono stati messi in prigione
sono stati torturati e assassinati
in nome di un'idea insana
ed ora, più che mai
chi è il seguente, prego?
 
 

Tyne Cot
 
Quando sei partito
per il fronte
tu eri
un eroe vivente
e adesso
tu sei sulla cima
della collina
dove non ci sono che
papaveri
fioriti.
 


© by Jan Theuninck
 
Jan Theuninck è nato a Zonnebeke, in Belgio, il 7 giugno 1954. Si dichiara "artist for peace, justice and civil liberties". Poesie più note, pubblicate con lo pseudonimo di Orc: Taci! (Tais-toi!), Stalag Zehn B (Stalag Zehn B, 1954), Iprite (Ypérite), Shoa (Shoa, 1954), Papirac. Opere piu note: Holocaust, Wargasm, White Niggers, Fagospatose, Schizofreudia, Homo multiculturalis T., Beyond the limit, La terza via non è una via.



© 2003/2009 SÉ-SITO
webmater
I diritti dei testi presenti in questa pagina sono dei rispettivi autori.
 
pagina aggiornata il 12 novembre 2009